Abbildungen der Seite
PDF

cosas del concilio, no vemos que se pueda tomar en ellas otro camino sino lo que se toca en la otra nuestra carta y en esta, avisandoos que el legado ha despues hablado con Granvella ; y tornando a confirmar que no tenia otra comision ni particularidad ninguna se estendio como de suyo en las dificultades por el antes apuntadas, tocantes a la reduction del concilio a Trento, y señaladamente del temor que se tiene del fallecimiento de su Sd. y que no se veya que esta reduccion fuese agora tan necesaria que no se debiesen contrapesar las dichas dificultades, tanto mas que habia entendido del mismo Granvella que se podria hallar medio de assentar las cosas sin tractallas en el concilio: a lo qual ha respondido el dicho Granvella que demas de las otras consideraciones que en esto se ofrescieron habiamos hecho instancia y la haciamos de la dicha reduction, porque no se pudiesen escusar los desta Germania de no ir fuera della al dicho concilio, y tambien porque los predicadores letrados* della y los demas que han usurpado las haciendas eclesiasticas y gozado dellas, verisimilmente por temor del dicho concilio y por no poder dar razon de si en el, podrian ser atraidos a via de concordia y transaccion, en la qual no querriamos entender sin la autoridad de su Sd, y del concilio, y tambien que veniendo a esto los que han apostado y tomado mugeres se firmarian a quedar con ellas y los señores que han inducido y permitido a sus vasallos la comunicacion sub utraque specie por dubda de tumultos y sediciones entrellos pretenderian tolerancia dello o para siempre o por algun tiempo, en lo qual no querriamos tampoco meter la mano sino con la autoridad de su Sd. y del concilio, como esta dicho, y que si el negocio llegare al concierto tolerable, que tambien seria necesario que pasase por su Sd. y el concilio, y que en esta y en lo demas nos entendiamos acatarla, y que todo se hiciese por su autoridad y de la sancta silla.

Estendiose el dicho Granvella en esto para sanear la suspicion y temor que comunmente se dice que su Sd. y los suyos tienen de nuestra intencion en esto y en lo demas de la reformacion, y el dicho legado viendose embaraçado en lo que a esto devia replicar ha propuesto como de suyo la suprasession

* Vielleicht heisst es statt letrados besser luteranos.

de que no se procediese en Boloña a la sesion y quedase el concilio en los terminos que se halla hasta que se viese el camino que tomaria la dieta, y que esto lo decia sin querer ser alegado en ello, porque era dicho de si mismo. Pero el dicho Granvella se lo rechaço enteramente con fundamento que esto no podia ser a proposito para lo que arriba se dice, y esto con fin de que ahi podais mas libremente y mejor negociar, agora sea con el primer medio que en la otra carta se contiene o al fin con el segundo de la suprasesion, firmandose en meter este negocio hasta el ultimo, porque si no se viniese a la reduction del concilio en Trento se romperia la cosa totalmente; y quanto a lo que escribis y os dixo Fernes de la venida aca del cardenal de Trento por legado, si viene en el uno o el otro medio de los aqui apuntados y le quieren dar comision de legado, no lo rechazareis, sino con la dexteridad que vereis convenir lo encaminareis, con que sea empero de arte que no se le diese a su Sd. ni a los suyos mas suspicion del dicho cardenal de la que de antes han tenido de su persona; y en tal caso quando se resolviere su venida habeis de tener advertencia y procurar que sea con la mayor autoridad que sera posible, porque es lo que conviene para el bien del negocio.

(Leg. 644. fol. 96.)

18. Granvella an Diego de Mendoza. Augsburg, 29. August 1547.

Muy illustrisimo señor: Esta tarde se ha recibido la carta de V. S. de 22 del presente .. y porque al negocio principal del protesto se satisfizó como habia visto por el despacho que fue anteayer no me ha parezido dar dello quenta a su Magestad, pues la provision que mandaria hazer seria remitirse a lo escripto, solamente añadiré que despues aca andan en platicas el legado Sfondrato y el confesor; y el legado da a entender que no se tractando de la reformacion general en el concilio ni de la persona y autoridad del papa, sino que esta se tratase particularmente entre el papa y su Magestad, que seria facil la reduccion a Trento: de lo que en esto se resolviere sera vm. avisado, pero no por eso se dexe de persistir alla en lo scripto: o que el concilio vuelva a Trento - 0 se haga la soprasesion sin

limitacion de tiempo, como se escribio, hasta ver el camino que tomara esta dieta, porquesto seria lo que mas convernia por los respectos y consideraciones que se escribieron.

Quanto a la venida del cardenal de Trento aca por legado, por la carta de su Magestad habra V.S. visto como no seria fuera de proposito antes lo que convernia, trayendo ampla comision como se debe creer, siendo persona de tanta calidad; y se decir que S. M. holgara de que V. S. lo rodee y tenga la mano que venga por legado, pues allende de lo que en estos negocios podra aprovechar es tan bien aca necesaria su persona para los que en esta dieta se ofrezcan, y en lo que se apunta en la de V. S. que quieren saber cerca desto la voluntad del Sfondrato, piadosamente se puede creer que el no vernia de buena gana en querer otro legado a su lado.

Visto lo que escribe V. S. en la de su Magestad sobre la ida a Sena y como pensaba llevar consigo al auditor Mohedano, y Juan Luis de Aragonia; y pues como padre tengo licenzia para decir al hijo lo que siento, no juzgo ser nada a proposito llevar estas dos personas en vuestra compania, porque demas que no hay necesidad ninguna dellas para lo que toca al asiento de las cosas de aquella republica consistiendo como consisten mas en pulicia y gobierno que en derecho, para lo cual puede V. S. muy bien suplir con el parecer del señor Fernando e informacion del Eraso que tan larga esperiencia y platića tienen de lo de alli, dariase muy gran sombra a Seneses, questos dos jurisconsultos fuesen para hacerles leyes de nuevo y mudar sus libertades; y quando V. S. los llevase para solo su acompañamiento yo ternia por mejor quen lugar dellos fuesen dos o tres cavalleros de capa corta; y porque podia ser que con la ocasion del protesto V. S. no fuese partido para Sena y questa llegase a tiempo, me ha parecido advertirle de lo que en esto siento.

Su Magestad esta de cada dia mejor a dios gracias y yo asimismo de mis piernas ....

(Leg. 644. fol. 99.)

19.

Carl an Diego de Mendoza. 19. September 1547.

Geschlossen und abgegangen aber erst am 7. October.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ...... Queremos que sepais que hablando estos dias

el dicho legado con Granvella y diciendole que se habia espedido una bulla sobre la reformacion assi sobre los derechos del datariato como de lo tocante a los perlados, le respondio que para hacerse la dicha reformacion como convenia y segun la necesidad que se ofrecia en esta Germania fuera bien que antes de despachar la bulla se hubiera platicado con personas que tuvieran conoscimiento y esperiencia de lo que es menester proveer y remediar a lo menos por estas partes, lo qual no ha podido negar el legado, diciendo que querian entender en ello, aunque despues lo ha dejado asi; porque si ay se os hablare de la dicha reformacion podais responder en esta conformidad . · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·

Lo de la plata de las yglesias se gastara asi por agora, hasta tener mas particular aviso de Spaña de la quantitad que se podria sacar y con que facilidad, porque se entiende que no sera tanta como se pensaba y que seria con gran escandalo y mala satisfaccion.

Del aviso que el cardenal Fernes os dió cerca de la intencion del papa que no aprobandose el concilio en Boloña le resolveria en humo y haria en Roma un concilio provincial y en el una buena reformacion, se guardara muy bien su sa por lo que aca se tiene entendido y vos tambien escribis del temor que tiene de que nos pongamos en efecto lo que diximos a su nuncio sobrel yrnos en persona a assegurar la celebracion del concilio en Roma, demas que nunca su Sd. verna de buena gana de hazer la dicha reformacion ............

Quanto a lo que decis cerca de la manera con que os goberneis con su Sd. y los suyos y pensais proceder adelante hasta ver cierto termino, que en efecto es mostrar serles amigo, y porque paresce que se aprovechan mucho con el pueblo de la amistad que publican tener con vos, señaladamente Fernes, quereis saber si daña esta demostracion para otra cosa: ninguna ay ahora que vos no sepais, asi de lo que hasta aqui ha pasado, como de los terminos en que al presente estan las cosas dentre su Sa. y nos, para conforme a ello y el suceso que aquellas ternan guiaros con la dexteridad y prudencia que segun las ocurencias vereys convenir como enteramente lo confiamos ... · · · · · · ·

· · · · · · · · · · · · · · ·

Aca se conoscio luego la enfermedad del duque de Camarino y le procuraron detener quanto buenamente hubo lugar, pero pues ya esta por alla, platicareis con Lope de Guzman y su muger en todo lo que se pudiese y vieredes ocasion para evitar que este mal no se pegue a la duquesa, teniendo siempre advertencia que no suceda mas escandalo ni inconveniente en lo que buenamente habra lugar . . . . . . . . . . .

Habemos visto lo que escribis cerca de la eleccion del pontificado y la relacion tan particular y distinta que de todo nos dais, reduciendo aquella en pocas personas de las que parescen mas convenientes o menos prejudiciales, apuntando la inclinacion y actiones de cada uno con lo demas que cerca dello prudentemente discurris; y considerando que este negocio es de tanto mas grave importancia quanto la experiencia ha mostrado los grandes inconvenientes que han sucedido en deservicio de Dios y daño de su sancta fe y religion y perturbacion de la christiandad por no haber sido los papas tales como convenia, que aunque es verdad que con grandisima causa nos havemos querido siempre escusar de entender en las elecciones pontificales por ser cosas que se deben guiar con el medio y gracia del spiritu santo y por la via y medios que el derecho y sanctiones canonicas lo ordenan, en el tiempo de aora y estando las cosas de la christiandad en los terminos que estan no terniamos nuestra conciencia por asosegada, si viendo el riesgo y evidente peligro que ay de acabar de arruinarse la christiandad nos quisiesemos abstener del negocio y de no procurar por nuestra parte en quanto se pudiese que la eleccion se haga como convenga a servicio de Dios y que los trabajos que habemos tomado por solo este fin no se estorben ni impidan por no hacerse aquella como se debe: y veniendo a la particularidad y examinado bien lo que sobre cada cosa se pondera y que para esta eleccion del pontificado, para hacerla de persona que convenga o que sea menos perjudicial, segun lo que en vuestra carta se apunta de las cualidades de cada uno, concurren Cortes, Sadoleto, Sfondrato y Moron, y que por la poca noticia que se tiene de sus partes e inclinacion, y que por ventura lo que hoy parece de una manera habiendo sede vacante se podria mudar y ser de otra, nos podemos mal determinar, precisamente en el uno destos, nos ha parecido remitiros este negocio, para que siendo

« ZurückWeiter »